El embudo negro

Érase una vez un embudo negro.

Una joven y yo caímos adentro y, casi por arte de magia, aparecimos en una isla de ensueño. Mi isla, tal y como la joven y yo —que por un tiempo fuimos una sola persona— la recordamos.

Hoy el piso gris, casi traslucido está muy frío. Llevo horas, creo, de rodillas, tanteando el suelo. Para colmo, se me cayeron las gafas. En esta niebla, no puedo encontrarlas.

Tengo un collar de cuentas de colores. Me lo regaló la joven hace años, en la isla. Según ella, lo había encontrado en un cofre que unos amigos buzos habían sacado de un barco hundido. Según ella, era un tesoro pirata.

El hilo de mi collar se acaba de romper, de nuevo. Cada vez, las cuentas se me desparraman y encuentro menos.

—Joven— ordeno —tome nota, para que me ayude a hilvanar en el orden correcto.

Primero va el cono negro, el  embudo. Después va el cristal de aire y tierra, mar y estrellas. Le sigue una pieza rectangular, diáfana, transparente. Es la puerta mágica que descubrí en la isla. A través de ella, se llega directo al tesoro. Abro el cofre y ahí está, gris y verde, magnética e hipnótica, la perla que encierra el secreto de sus ojos.     

 Ahora recuerdo. Había de encontrar el antídoto, para que la maldición del tesoro no acabara conmigo.

—Ahí va otro embudo negro…—sugiero tímidamente con la mirada perdida —…acaso ¿alguien ha visto a una joven?...Tenía en su mano hilo y aguja…

 Viene todos los días a ayudarme con la cuentas. Sí, con todas las cuentas que tengo pendientes con la vida.

¿Qué ha pasado hoy?

El hilo de mi vida se ha roto para siempre.

Una vez más.

Por favor, ¡que alguien me ayude por acá por el suelo!

¡Que alguien me cuente un cuento!

De esos que hacen reír y llorar, por favor, que me queda poco tiempo.

Nota para el lector

Para poner algo de orden en el entretecho, los textos han sido apilados desde abajo hacia arriba, en el siguiente orden: La isla azul, Álbum de fotos, Mitos urbanos, Retrato de familia y Más cachureos...

La pila de trastos está justo acá abajo. Te invito a buscar y desempolvar...

Contacto

El Entretecho lauven18@hotmail.com