Rey Midas

Érase una vez el Rey Midas, quien todo lo transformaba en oro.

Se abre el telón. Unos pobres desgraciados piden a gritos que, por favor, se les saque de la mierda. Entonces el Rey Midas les reprocha, insinuando que algo habrán hecho para merecer caca. Algunos agachan la cabeza y se hunden en el excremento, dispuestos a expiar su culpa y confiando en que, algún día, el Rey convierta la mierda en oro.

Otros se atreven a levantar la frente, convencidos de no merecer caca. Entonces el Rey les explica paciente que la mierda alimenta las flores. Así, muchos se olvidan del hedor y se quedan pensando en pétalos de colores, aún sin saber si estarán vivos para verlos brotar.

Quedan unos pocos escépticos. Para ellos, el Rey saca un pincel y pinta la mierda color del oro. Pero, desde lo más profundo del excremento, sale un grito: “¡Cuidado, es un embustero! Es un títere movido por…”.  No alcanza a terminar la frase.

Nadie sabe si se habrá ahogado en la mierda o si habrá sido transformado en oro.

Se cierra el telón detrás del gigantesco títere movido por los dedos del Poder. 

Nota para el lector

Para poner algo de orden en el entretecho, los textos han sido apilados desde abajo hacia arriba, en el siguiente orden: La isla azul, Álbum de fotos, Mitos urbanos, Retrato de familia y Más cachureos...

La pila de trastos está justo acá abajo. Te invito a buscar y desempolvar...

Contacto

El Entretecho lauven18@hotmail.com