Universos paralelos

Los navíos piratas se deslizan sigilosos bajo la mirada distraída de los faroles que, fieles cómplices de sus fechorías, alumbran disimuladamente hacia arriba, desafiando las estrellas. Guiados por las señales intermitentes de los guardianes del cruce que, pasada la medianoche, se ponen en ámbar, acuden al Gran Agujero, un remolino terrorífico en el que el Mar Blanco desagua, por su rivera occidental, en el Mar Negro.

Los piratas navegan desde el oeste, amarran sus barcos destartalados en proximidad de los faros tricolores a los que usan de referencia y, mugrientos e impávidos, se tiran de cabeza al Gran Agujero, en busca de los tesoros olvidados entre las olas de vidrio, plástico, papel y materia orgánica, alimentadas por  la abundancia que reina en la rivera oriental del Mar Blanco.

De repente, casi regurgitado por las corrientes, un ronquido sordo emerge de la esquina. Es el rumiar insaciable de la Trituradora, el monstruo sagrado custodiado a bordo del portaaviones  del Ejercito de Frontera. Tropas de mercenarios envueltos en trajes fluorescentes patrullan el Gran Agujero, en la ardua misión de mantener despejado el paso entre dos mundos que viven codo a codo, dándose eternamente la espalda. Universos paralelos que, como agua y aceite, nunca se mezclan.

Los piratas despliegan sus velas harapientas y se dispersan, barridos por el foco de la Trituradora. Pero desde las profundidades de los desechos, unos ojos se elevan a desafiar la mirada del cíclope hambriento, que se detiene durante pocos segundos antes de empezar a fagocitar basura.

El fiero Caronte blande su bastón, en defensa de todas aquellas cosas que, despechadas por el desdén de la opulencia, le encomendaron su alma. El barquero las conducirá a través del temible Agujero por las aguas borrascosas del Mar Negro, hasta su rivera occidental, donde cuentan que hay castillos hechos de latas, vidrios y botellas de plástico. Allá, en la eterna batalla del ingenio humano contra la  miseria, encontrarán una vida nueva. 

Nota para el lector

Para poner algo de orden en el entretecho, los textos han sido apilados desde abajo hacia arriba, en el siguiente orden: La isla azul, Álbum de fotos, Mitos urbanos, Retrato de familia y Más cachureos...

La pila de trastos está justo acá abajo. Te invito a buscar y desempolvar...

Contacto

El Entretecho lauven18@hotmail.com