Dame cuerda

Desafío abiertamente la gravedad, una fuerza poderosa, fundamental, que impregna el Universo, que enciende estrellas y hace chocar galaxias.  

 —¡Dame cuerda!— ordeno al trepar una pared.

Y, sin embargo, cuando siento que caigo, no puedo evitar encogerme,  aferrarme, desesperarme.

Porque en el preciso instante en que caigo, una simple cuerda, miserable trenzado de hilos al que confío mi vida, no es nada contra la fuerza más poderosa del Universo.

Nota para el lector

Para poner algo de orden en el entretecho, los textos han sido apilados desde abajo hacia arriba, en el siguiente orden: La isla azul, Álbum de fotos, Mitos urbanos, Retrato de familia y Más cachureos...

La pila de trastos está justo acá abajo. Te invito a buscar y desempolvar...

Contacto

El Entretecho lauven18@hotmail.com